AC en el RU

En el mundo, la idea de la agricultura de conservación (AC) progresa firmemente.  Estimaciones actuales calculan que hay más que 125 millones de hectáreas de terreno agrícola bajo la AC - todavía solo 9% del área arable global, pero es un inicio positivo.  Sin embargo, como se hubiese esperado en la etapa temprana de adopción, existen bolsillos de adopción amplia y otros donde apenas se esta arrancando.  El continente de América tiene más que 80% del área mundial de AC, Australia y Nueva Zelanda tienen 15%, mientras que en Europa hay solo 1%, y mucho de ello se encuentra bajo cultivos permanentes de árboles.

El concepto de la AC tiene tres principios básicos:
  1. La no-labranza del suelo y solamente el movimiento mínimo para colocar la semilla y el fertilizante a sus profundidades correctas.
  2. El mantenimiento de una cobertura orgánica durante el año.  Esto requiere la retención de los residuos de los cultivos y la siembra del subsiguiente cultivo a través de ellos.  También podría precisar la siembra de cultivos para mantener específicamente la cobertura del suelo después de la cosecha del cultivo principal.
  3. La diversificación de rotaciones y asociaciones de cultivos como medida de controlar plagas, enfermedades y malezas, además de aumentar la fertilidad del suelo.
El Reino Unido (RU) fue, en la década de los ’70, un líder en la aplicación y desarrollo de la agricultura de cero-labranza.  Esto fue antes de la prohibición de la quema de paja de cereales y la práctica fue quemar los residuos de los cultivos y sembrar debajo de la ceniza residual.  Fue una práctica rápida, fácil y barata de establecer un cultivo, y en 1974 había aproximadamente 200 000 ha de cereales sembradas en el país con sembradoras de siembra directa.  Uno de los fabricantes principales de estas máquinas fue Bettinson y en realidad, los principios del diseño de la Bettinson 3D de tres discos fueron incorporados en las sembradoras de siembra directa brasileñas de la marca Semeato después de un periodo de evaluación por parte de pioneros brasileños de cero labranza durante los fines de los 1970s.

Queda poca duda que, en el RU, nuestros suelos se encuentran amenazados.  Aparentemente los agricultores tienen una convicción fuerte que la labranza es necesario para controlar las malezas, sobre todo el ‘pasto negro’ (Alopecurus myosuroides) y es más, existe la conjetura de que plagas, sobre todo babosas, prosperan en los residuos de cultivos.  Luego, el daño causado a la estructura del suelo por el paso de maquinaria agrícola (inclusive de labranza del suelo) que no sea restringida a pistas de tráfico controlado, requiere labranza para eliminar el problema.  Como resultado, todavía se practica labranza dañina, aún cuando el daño resultante es evidente y los costos de la energía invertida van en constante aumento.  Por ejemplo, la aradura y siembra a favor de la pendiente es una manera segura de provocar la erosión del suelo y la consecuente pérdida de fertilidad dado que son las partículas más pequeñas, ricas en nutrientes, las que son preferentemente removidas.  Se precisa reponer los nutrientes perdidos y los fertilizantes nitrogenados requieren energía fósil costosa para su producción.  Los precios de fertilizantes nitrogenados subieron un 500% entre 2005 y 2008.  Los incrementos en los precios mundiales de cereales - trigo actualmente (junio de 2011) cuesta $US 326/tonelada – quizá oculten el impacto de incrementos en los costos de producción; no obstante, en un mercado global competitivo, semejante modelo de producción no es viable.


Las siguientes fotos muestran ejemplos de los impactos deletéreos de una labranza sobre-entusiasta del suelo en el RU que he observado recientemente durante caminatas sobre la Vía Icknield (IW), el Ridgeway (R), la Vía Greensand Ridge (GRW), el sendero de John Bunyan (JBT) y el sendero del patrimonio de Bedfordshire del norte (NBHT) en el sur de Inglaterra (véase los apuntes relevantes en la página de caminatas "Walks" para mayores detalles).

 

 Aradura y siembra a favor de la pendiente es una operación segura de provocar la erosión del suelo (R14).

 Las consecuencias de arar pendientes fuertes son evidentes en ésta foto donde las cabeceras cuesta arriba son marcadamente blancas y poco productivas (R9).

 El suelo cuesta arriba de este remanente de cerca ha sido retenido y acumulado sobre los años.  La sedimentación contra una cerca es una indicación segura de los procesos de erosión en acción (R12).

 Otra cabecera altamente erosionada (R12).

 

 Un suelo con muy poca materia orgánica (R12).

Un ejemplo de aradura excesivamente profunda (R2).

La maquinaria agrícola pesada destruye la estructura y compacta el suelo a profundidad y así limita el desarrollo radicular y la capacidad de almacenamiento del agua en el suelo (IW22).

En esta foto se observa que fardos de paja han sido abiertos y esparcidos sobre el suelo como una medida de protección y mejoramiento (IW22) .

 
 


 
 
 Erosión del suelo por escurrimineto en huellas desprotegidas de llantas de tractor (GRW8).  Aradura a noventa grados al contorno (JBT1).  Pasto negro (Alopecurus myosuroides) es una maleza notoria que puede ser controlada con cero labranza como parte de AC (JBT7).  Camas a favor de la pendiente formadas después de una aradura profunda provocan erosión seria.  Labranza reducida, camas permanentes y cobertura orgánica minimizarían el daño (JBT11).
 
 
 
 
 Los suelos con su estructura debilitada como resultado del uso del arado, no pueden resistir el tráfico de ruedas cuando están en su capacidad de campo.  Operaciones fitosanitarias podrían resultar en la deformación profunda de suelos sin estructura.  La labranza cero y la cobertura orgánica ayudarían a aliviar esta situación  La labranza del suelo (con arados, discos o cinceles) los compacta, destruye la biota y reduce el espacio de poros y los canales naturales.  Tasas de infiltración se reducen hasta 50% y consecuentemente se provoca escurrimiento y erosión rápidamente al caer la lluvia(NBHT3).  Al sacar una cerca se provoca la erosión del suelo acumulado, también destruye el efecto rompe-viento y, lo más importante, el habitat de la vida silvestre (NBHT4).  Las orillas de los ríos deberían ser protegidas contra la labranza del suelo y el pisoteo del ganado.  Francas de amortiguamiento de bosque disipan la energía del caudal, controlan la erosión y reducen inundaciones; mientras ofrecen hábitats para la vida silvestre NBHT5).
 
 
 
 

 Erosión laminar, o superficial, de suelos en pendiente (NBHT6).  La erosión laminar se convierte en erosión en canalillos al incrementar el escurrimiento y la pendiente (NBHT6).  La erosión, como resultado de un drenaje impedido, de un suelo labrado  (NBHT7).  Daño a las obras físicas en una orilla desprotegida (NBHT10)
 
 

 

 
 Una orilla de arroyo severamente erosionada debido a la ausencia de cobertura vegetativa (NBHT10)  Erosión por canalillos severa causada por las lluvias sin precedente en enero y febrero de 2014  Sin protección de las orillas con árboles, el pastoreo causa daños y provoca erosión

Existen, sin embargo, indicaciones prometadores.  Por ejemplo, el empleo de prácticas de agroforestería que combinan y complementan empresas forestales, agrícolas y ganaderas para la protección ambiental y el mejoramiento de la biodiversidad.
 

 Un sistema agropastoril de agroforestería.  Semejantes sistemas son positivos para la conservación de especies, el mejoramiento de biodiversidad y la estabilización y protección de laderas. (R18).

 Una cerca viva protege una ladera.  (IW9).

 Una cortina rompeviento protege un suelo arenoso y frágil en los 'Brecks' de Suffolk.  (IW24).

 Canola sembrada al voleo sobre rastrojo de trigo con cero labranza. (GRW4 y GRW9).

 
 

 Un rollo-cuchillo, empleado aqui para el control de helecho, pero igualmente efectivo para el manejo de cultivos de cobertura, residuos y malezas. (GRW11). 

El rastrojo de cero-labranza atrapa la nieve soplado por el viento y sirve como reservorio de agua para el próximo cultivo(NBHT4).

 Una sembradora en fajas marca Claydon (www.claydondrills.com) sembrando en rastrojo de trigo (NBHT6).  Siembra directa en una parcela con residuos de cereal del año pasado. La eliminación de labranza permite sembrar a tiempo y es especialmente importante en estaciones 'difíciles' (frías y húmedas (NBHT8).
 
 
 
 
 Fríjol sembrado con cero labranza sale por los residuos de cereales. La rotación de leguminosas con cereales es una buena práctica de AC (NBHT8).  Aunque ha sido sembrado como cobertura  para aves de caza, esta mezcla de especies de Sorghum, Phacelia, Fagopyrum y Raphanus, fuera ideal para AC (NBHT 16)  Siembra directa de trigo no provocó erosión con las lluvias fuertes del invierno de 2014  
 
Estos temas se encuentran bajo discusión en la comunidad de desarrollo agrícola.  Aquí están algunos de mis contribuciones al debate que han sido publicadas en Landwards, la revista profesional de la Institución de Ingenieros Agrícolas del RU. 

Carta al Editor: Landwards Vol 64 No 1 Primavera 2009. página 9
Carta al Editor: Landwards Vol 66 No 2 Verano 2011. página 10
Comments